Cueva de San Leon.

El San Leon (polemiza el acento) cumbre escarpada de la Sierra de Toloño, muralla natural que crea ese micro clima que hace efecto en los caldos Riojanos, tiene en su cumbre los antiguos restos de una fortificación Carlista, quién probablemente dio nombre al lugar, que antes se conocía como Castillo de la Herrera y que hoy sirve de plataforma para otra de las múltiples antenas de telefonía que afean el perfil de nuestros montes y que bien pudieran agruparse en una única cumbre y no esparcirse por doquier y a poca distancia, como sucede en este cordal calizo. En su afilado perfil, este monte, contiene una bella y fácil cavidad que hará el disfrute de cualquier persona por su fácil progresión y su sensación de laberíntica sin llegar a serlo, creando un halo de aventura en quién se adentre en ella: La cueva de San Leon.

Con apenas desnivel sobrepasa los doscientos metros de desarrollo, con varias salas donde pueden observarse formaciones de todo tipo. Tiene dos entradas, una principal, alargada con una anchura de más de tres metros y, otra a su izquierda, a pocos metros, de sección tubular. En suave descenso desde la entrada principal y a pocos metros, un pasillo por la izquierda nos introduce en la llamada “sala de las firmas” (lo que ya nos indica que nos vamos a encontrar: la indeleble huella de desaprensivos en sus paredes). En esta sala hay varios pequeños ramales (alguno inundado) que colmatan, y dos gateras que se unen en el  llamado “refugio” (curiosa sala). Tiene agua en alguna zona. Saliendo de nuevo a la galería principal, continuamos por la izquierda hasta llegar a la “sala del lago” (alguno pintó en el techo WC indicando el lugar). Al fondo de la misma hay una gran charca o pequeño lago, según se quiera ver, y en su inicio a la izquierda una gatera de pocos metros nos dará acceso a la “sala de las formaciones” y, su anexa y pequeña “sala inundada” (obviamente con agua en su suelo y gours inundados) ambas con cantidad de formaciones y lenares inversos en el techo. La sala de las formaciones tiene también varios ramales de escaso recorrido. Saliendo de la “sala del lago” hacia la izquierda, damos con la otra entrada de la cavidad pasando por una galería ancha con agua y formaciones. La salida es en ligero ascenso sobre un manto de suave hojarasca a nuestros pies. Se observó un pequeño murciélago cerca de la “sala del lago”

Adjunto topografía no muy detallada, pero suficiente, de la cavidad, realizada por el grupo que la firma y retocada (muy poco) por mí. 
Las imágenes fueron tomadas en equipo por Roberto, Sabino y el que suscribe, con cámara reflex y equipo de flashes y, cámara nex con luz únicamente de nuestros led.


En la sala de las formaciones.


Segundo ac

Accediendo.

Sala de las firmas.


Sala inundada.

Sala de las formaciones.

Sala del lago.


Sala de las firmas.

Topografía.

Fortaleza de San León (imagen extraída de Mendikat)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Oruga de esfinge de la calavera o de la muerte